Search
  • Delia y Gustavo

Cólico renal

Se llama cólico renal a un dolor que aparece en la parte baja de la espalda (la zona lumbar) y se dirige hacia el abdomen, el bajo vientre y los genitales. En este caso, el dolor se origina en la vía urinaria (los riñones y el uréter, que es el tubo que comunica los riñones con la vejiga).


La palabra cólico significa “acceso violento de dolor”; el dolor del cólico renal suele ser muy intenso y es común que la persona que lo padece no encuentre una posición para calmarlo.


El cólico suele aparecer en forma repentina y puede presentarse con otros síntomas como sudoración, vómitos, ansiedad, molestias o sangrado al orinar.


Los cólicos renales se producen cuando un cálculo (que es una piedrita y que también se llama “lito”, de ahí el término “litiasis renal”) se mueve dentro de la vía urinaria o la obstruye y la dilata, impidiendo la adecuada circulación de la orina.


Los cólicos renales son frecuentes en los adultos y muy raros en los niños.


Como el dolor suele ser muy severo, la persona que sufre un cólico renal tiende a consultar rápidamente a una sala de primeros auxilios o a una guardia médica, donde le indicarán analgésicos para calmar el dolor y, si es posible, le harán estudios (generalmente análisis de orina, radiografía de abdomen y/o ecografía) para confirmar la presencia del cálculo.

Sin embargo, cuando la persona ya ha tenido otros cólicos renales, puede reconocer rápidamente el dolor si este vuelve a aparecer y puede intentar calmarlo por su cuenta con analgésicos comunes (ibuprofeno, diclofenac, ketorolac, etc.) o antiespasmódicos (como el propinoxato, la escopolamina o el metilbromuro de hioscina).


Otras personas se sumergen en una bañadera con agua caliente porque han tenido la experiencia de que el dolor mejora con el calor.


En todos estos casos, si el cólico desaparece no es necesario concurrir a una guardia. Solo es imprescindible hacerlo si la persona sabe que tiene un solo riñón, o tiene fiebre, o no puede orinar, o el dolor no mejora, o se trata de un niñx.

Intercambio de preguntas y respuestas vía Instagram


¿Por qué se producen los cálculos?

Los cálculos renales son piedritas que se forman cuando en la orina hay excesiva cantidad de sustancias que forman cristales. Esos cristales se van juntando y con el transcurso de los meses se convierten en cálculos. Los más comunes son los de oxalato de calcio.


¿Es verdad que conviene tomar mucho líquido durante un cólico renal para que mejore?

Muchas personas aumentan el consumo de líquidos durante un cólico renal para intentar aliviarlo; sin embargo, no conviene hacerlo ya que la mayor ingesta de líquidos lleva a una mayor producción de orina, a una mayor dilatación de la vía urinaria y, por supuesto, a más dolor. (Lo que sí está recomendado es tomar mucho líquido cuando uno sabe que tiene una piedrita en la vía urinaria, pero esta no causa dolor.)


Tuve un cólico renal, el dolor mejoró con analgésicos pero a las horas volvió a aparecer más intenso. Así estuve tres días. ¿Es habitual que suceda esto?

Mientras el cálculo permanece y se mueve dentro de la vía urinaria es normal que el dolor vuelva a aparecer. Durante ese tiempo (habitualmente entre horas y días) es recomendable que la persona siga usando los analgésicos. Una vez resuelto el dolor, en los días siguientes debería consultar al médico para verificar si el cálculo fue eliminado o si es preciso realizar un procedimiento para quitarlo de la vía urinaria.


Tuve un cólico renal. Me di cuenta porque hace años tuve uno igual. Ya estoy sin dolor. ¿Hace falta consultar al médicx?

En la mayoría de los cólicos renales la necesidad de ver a un médico está basada en la urgencia por calmar el dolor. Si este cede solo, en principio no es necesario consultar en forma urgente. Sin embargo, si el dolor persiste o hay fiebre, siempre es imprescindible consultar. Si una persona tuvo un cólico y este se pasó solo, es recomendable consultar en forma programada al médico.


Estuve orinando con sangre. ¿Puede deberse a un cálculo urinario?

Sí, puede deberse a un cálculo en la vía urinaria (los médicos lo llamamos “litiasis urinaria”) pero la presencia de sangre en la orina también puede deberse a otras causas como infecciones o enfermedades un poco más complejas, benignas o no, por eso es preciso consultar a un médico de confianza en forma programada.


¿Se puede hacer algo para prevenir los cólicos renales?

En la mayoría de la gente los cólicos renales son esporádicos, ocurren alguna vez en la vida, no necesariamente se repiten y no hay que hacer nada especial para prevenirlos. Algunas personas tienen tendencia a producir cálculos con frecuencia y tienen cólicos cada dos o tres años, en esos casos es conveniente consultar a un médico de confianza para evaluar si hay algún factor que esté contribuyendo a ese problema para eliminarlo o corregirlo.


¿Los cólicos renales dan fiebre?

Habitualmente no. Si hay fiebre hay que pensar en una infección urinaria asociada. En estos casos hay que hacer análisis y cultivo de orina para ver si hay una infección. Por eso, ante un cólico renal con fiebre es conveniente no dejarse estar para hacer la consulta.


¿Los cálculos pueden disolverse solos?

Una vez que se formó un cálculo puede quedarse donde está, moverse (y producir dolor) o viajar por la vía urinaria y, si es pequeño, ser eliminado (si la persona orina a través de una media de nylon puede “pescarlo”). Es rarísimo que se disuelva solo. Si no es eliminado espontáneamente hay algunos procedimientos médicos que pueden ayudar a eliminarlo o retirarlo de la vía urinaria pero no siempre es necesario apelar a ellos.

 

© 2020 - Delia y Gustavo

Servicio de Medicina Familiar y Comunitaria del Hospital Italiano de Buenos Aires

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube