Search
  • Delia y Gustavo

Conjuntivitis

La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva (una membrana transparente que recubre el ojo). Es muy frecuente (la mayoría de las personas la han tenido alguna vez). El ojo afectado se pone rojo, habitualmente pica, molesta (la persona siente que tiene como arena o alguna basurita dentro del ojo). También puede haber lagrimeo y secreción (una mucosidad que puede hacer que los párpados parezcan pegados, sobre todo por la mañana).


La causa más frecuente de la conjuntivitis es infecciosa, ya sea por un virus o una bacteria. Otras causas menos frecuentes son la alergia (conjuntivitis alérgica) o los irritantes como el jabón, el cloro, el humo o el maquillaje.


Generalmente, la conjuntivitis infecciosa se cura sola (sin un tratamiento específico), pero el tiempo que tarda en curarse puede ser de dos a catorce días (si es por irritantes se resuelve cuando desaparece el irritante y si es alérgica también).


En la práctica suele ser difícil determinar la causa, incluso para los médicos. La decisión de qué hacer cuando una persona cree que tiene una conjuntivitis no es sencilla. Si hay alteración de la visión, si ambos ojos están muy congestionados o si hay dolor, es recomendable consultar en forma urgente al médico (en lo posible a una guardia que cuente con un oftalmólogo). También debe consultarse en forma urgente si se trata de un lactante menor de 28 días.


En los demás casos (la mayoría) tal vez la conducta más adecuada para aliviar la molestia sea aplicar un baño con té frío (se moja un algodón en té frío previamente hervido y se lo deja unos diez minutos sobre el ojo afectado) dos a tres veces por día y esperar a que la inflamación ceda sola ya que es muy poco probable que el cuadro se complique. También está recomendado lavarse bien las manos frecuentemente, no tocarse los ojos, cambiar toalla, funda y sábanas todos los días hasta que la conjuntivitis esté resuelta, evitar el contacto con personas que puedan contagiarse y suspender el maquillaje (incluso renovarlo cuando se haya resuelto el problema).


Si el cuadro no mejora en dos o tres días vale la pena consultar; generalmente en estos casos el médico indica gotas o un ungüento con antibióticos y a veces (si hay mucha inflamación) gotas con antibióticos y corticoides. El uso de gotas para los ojos generalmente determina que el cuadro sea un poco menos molesto y dure menos tiempo (pero no cambia de manera importante la evolución natural de la mayoría de las conjuntivitis).

 

© 2020 - Delia y Gustavo

Servicio de Medicina Familiar y Comunitaria del Hospital Italiano de Buenos Aires