Search
  • Delia y Gustavo

Desmayos

El desmayo (la palabra médica es síncope) es una pérdida del conocimiento súbita (ocurre de golpe) y breve (dura desde algunos segundos hasta no más de cinco minutos). Cuando nos desmayamos no podemos quedarnos paradxs ni sentadxs y nos caemos o tratamos de acostarnos mientras dura el episodio. Además, nos ponemos pálidxs, pero no nos mordemos la lengua, ni nos orinamos. La recuperación es espontánea (sin ayuda) y cuando nos despertamos no estamos ni desorientadxs, ni somnolientxs (estas características son importantes porque sirven para diferenciar el síncope de la convulsión).

Los desmayos son muy frecuentes y pueden ocurrir en lxs niñxs, en lxs adolescentes, en lxs adultxs y en lxs ancianxs.


La razón por la que podemos desmayarnos es sencilla: durante unos segundos nos llega menos sangre al cerebro. El desmayo más frecuente se llama síncope vasovagal o neurocardiogénico y se desencadena a partir de ciertas situaciones precipitantes: las más habituales son cuando sentimos un dolor brusco e intenso (por ejemplo: cuando nos golpeamos un codo o un pie), cuando estamos mucho tiempo paradxs (sobre todo en un ambiente caluroso o donde hay mucha gente), cuando nos sacamos sangre, recibimos una inyección, vamos al dentista, nos estresamos o tenemos miedo ante una situación real (un asalto) o imaginaria (pensar en algo feo) y también cuando consumimos alcohol u otra droga y no estamos acostumbrados. Antes de tener un síncope vasovagal tenemos sensaciones que nos avisan que vamos a desmayarnos tales como mareos, náuseas, visión borrosa, latidos rápidos y fuertes del corazón y se nos pone la cara caliente y roja. Estas sensaciones previas se llaman “pródromos”. Si logramos acostarnos rápido cuando sentimos el pródromos podemos evitar desmayarnos. Hay personas que tienden a desmayarse frecuentemente y otras que nunca se desmayan. Tener esta tendencia no significa ser más “blandx” o “temerosx” sino que es una característica de cada unx, tal como es el color de la piel.


Si una persona sana se desmaya y este es claramente un síncope vasovagal (hay pródromos y un desencadenante) puede quedarse tranquila ya que esto no representa un peligro para la salud. En estos casos no es imprescindible consultar con el médico a menos que los desmayos se repitan o que no sean típicamente vasovagales. (Puede haber desmayos debidos a causas cardíacas o psiquiátricas o al uso de ciertos fármacos que sí requieren ser evaluados por un médicx y que no suelen tener ni pródromos ni desencadenantes).


¿Por qué ocurre el síncope vasovagal?

No es tan fácil contestar esta pregunta. El síncope vasovagal (también llamado neurocardiogénico) es, por lejos, el tipo de desmayo más frecuente. No hay una “causa” sino determinados “desencadenantes” (el dolor, el miedo, situaciones de sofocación, no haber comido, sentirse mal, estar mucho tiempo parado, deshidratarse, etc.) que provocan un reflejo que hace que durante unos segundos disminuya el flujo de sangre que llega al cerebro y nos desmayemos. En el momento del desmayo baja de golpe la frecuencia cardíaca (por eso el pulso de alguien que está desmayado es muy débil), la sangre se queda más tiempo en las venas y vuelve menos y con menos fuerza al corazón, lo que determina que en ese momento baje mucho la presión. Esto es importante porque la caída de la presión arterial es una consecuencia de un reflejo que determina el desmayo pero no es la causa. Sería así: “se desmayó y le bajó la presión” y no “tenía la presión baja y se desmayó”.

¿Qué diferencia hay entre desmayarte y que te baje la presión?

Delia dice: ¡Muy buena pregunta! La frase “me bajó la presión” es muy común, pero en realidad no tiene un correlato médico definido. En medicina existen algunas situaciones de hipotensión arterial pero son bastante raras y definidas. Por lo tanto, tenemos que ser honestxs y decirles que no creemos (no solo nosotrxs sino la literatura médica en general) ni en la baja presión (“yo tengo baja presión y por eso siempre estoy cansadx, o débil o mareado, etc.”) ni que el desmayo más común (el síncope vasovagal) tenga alguna relación con la presión (obvio que la presión se modifica con el síncope, pero no es “la causa”).

Gustavo replica: Entiendo lo que querés decir, Delia. Pero para quien no sabe medicina tu respuesta puede resultar confusa. Además, ¡sos muy tajante! Yo lo explicaría así: cuando hay un síncope se producen una serie de eventos en el cuerpo que pueden llevar a que la presión baje en forma brusca e importante: aquí presión baja y desmayo están relacionados. Sin embargo, tener la presión baja siempre (situación muy común sobre todo en las mujeres) no implica, necesariamente, tener mayor predisposición a desmayarse con frecuencia o a estar más cansado o a tener menos energía sino que es una característica de la persona que no tiene ninguna implicancia para la salud.


¿Es útil comer sal u oler alcohol cuando te desmayás?

Es frecuente que las personas que acuden a socorrer a alguien que se desmayó le levanten las piernas, le echen agua fría, le hagan oler alcohol o le den sal o azúcar pero en realidad cuando tenemos un desmayo común (un síncope vasovagal) nos recuperamos solxs, sin necesidad de ninguna acción específica. Obviamente, es lindo que cuando uno se desmaya haya alguien al lado dándole algo: azúcar, sal, un masaje, una levantada de piernas, lo que sea para sentir que uno no está solo en un momento feo, así que igual seguimos recomendando hacer algo, lo que a uno le guste.


¿Es peligroso desmayarse?

La gran mayoría de los desmayos son síncopes vasovagales y son benignos. Esto significa que no tienen implicancias peligrosas para la vida. Obviamente, si alguien se desmaya en una pileta puede ahogarse o si se cae puede golpearse y lastimarse feo o si está manejando puede tener un accidente, etc. Solamente hay algunos desmayos, mucho más raros, que sí son peligrosos porque no son vasovagales sino desencadenados por algo que ocurre en el corazón; estos suelen ocurrir en personas mayores y no tienen pródromos ni desencadenantes. En estos casos sí es necesario ir a una guardia o llamar a una ambulancia.


Me desmayo siempre que me sacan sangre o veo sangre, ¿puedo hacer algo para evitarlo?

La forma más sencilla de evitar el desmayo es acostarse. Si pedís que te saquen sangre (o te pongan una inyección) acostadx es probable que te marees pero que no llegues a desmayarte. Lo mismo si ves sangre o estás en una situación donde te parece que te vas a desmayar (pródromos): si podés acostarte podés evitar el desmayo.



¿Es cierto que lxs que tenemos la presión muy baja nos desmayamos más?

No. Tener la presión baja no implica desmayarse con mayor frecuencia o estar más cansadx o tener menos energía. Tener baja presión no es un problema de salud, es una característica que tienen muchas personas y que no tiene ningún correlato clínico (síntomas o signos).


Ayer me desmayé en el subte lleno. ¿Tengo que consultar con un médicx?

Por lo que contás, se trató de un síncope vasovagal ya que el subte lleno es un “desencadenante”. Faltaría definir si te desmayaste de golpe (sin pródromos) o empezaste a sentirte mal (mareadx, nauseosx, visión borrosa) y luego te desmayaste (eso es el prodromos, que sería como un “aviso”). Si fue así (y sobre todo si no es la primera vez que te ocurre), no es necesario ir al médicx en forma urgente (aunque nosotrxs siempre recomendamos charlar lo que nos ocurre con el cuerpo con un médicx de confianza).


Cada vez que fumo porro me desmayo. ¿Puedo hacer algo?

Muchas personas se desmayan cuando fuman porro o toman alcohol o usan otras drogas. No hay una receta para no desmayarse en esos casos. Una opción es dejar el porro, o al menos evitarlo en situaciones en las que podés desmayarte y lastimarte o lastimar a otrxs (en la calle, subidx a una escalera, manejando, etc.). O tal vez tenés que probar fumar muy poco y ver qué pasa hasta que tu cuerpo vaya acostumbrándose, o probar comer algo antes o tomar algo antes… pero no te asustes, es algo relacionado con tu forma de ser, no es que tenés una enfermedad o algo peligroso.


Me desmayo por cualquier cosa y bastante frecuentemente, ¿hay algo para hacer?

Sí. Seguramente tenés síncopes vasovagales de repetición, y si consultás con tu médicx de confianza puede hacerte algunos estudios y eventualmente darte una medicación para ver si con eso los desmayos aparecen menos frecuentemente. Igualmente, muchas personas jóvenes que se desmayan mucho después dejan de desmayarse a medida que va pasando el tiempo…

 

© 2020 - Delia y Gustavo

Servicio de Medicina Familiar y Comunitaria del Hospital Italiano de Buenos Aires