Search
  • Delia y Gustavo

Sangrado digestivo

Ver sangre roja en la materia fecal suele preocupar a la mayoría de las personas. El nombre médico para este hallazgo es proctorragia y su origen está en el recto (la última parte del intestino grueso) o en el ano.


Cuando hay proctorragia, lo más frecuente es encontrar sangre roja mezclada con las heces al defecar o ver el papel higiénico manchado con sangre después de limpiarse, sin sentir dolor o molestia alguna en ninguno de los dos casos. Menos frecuentemente, la proctorragia puede presentarse con dolor o molestia anal o rectal y también en el curso de una diarrea o de un cuadro infeccioso, con diarrea y fiebre.


La causa más común de proctorragia en los adultos son las hemorroides. Las hemorroides son dilataciones de las venas del ano que pueden sangrar cuando se irritan (habitualmente después de comer picantes o tomar alcohol) o se lastiman (generalmente a causa de la constipación). Existen otras causas de proctorragia menos frecuentes, pero más serias, como la fisura anal, el cáncer colorrectal, la enfermedad inflamatoria intestinal y algunas diarreas agudas.


La proctorragia es mucho más común en los adultos que en los niños. En ellos, las causas más frecuentes son las fisuras anales por constipación, las diarreas infecciosas y la alergia a la leche.


Cuando una persona ve heces rojas lo primero que debería hacer es evaluar si el color se debe o no a sangre. Existen algunas circunstancias en las cuales parece que hubo un sangrado rectal pero este realmente no sucedió, por ejemplo: el consumo de remolacha o arándanos puede hacer que las heces aparezcan de color rojizo.


Si bien ver sangre en la materia fecal suele asustar mucho y es recomendable consultar con un médico para que determine la causa y oriente sobre el tratamiento, no es necesario hacerlo en forma urgente salvo en las siguientes circunstancias:

1) sangrado en un niño,

2) sangrado muy abundante,

3) sangre con moco, pus y fiebre y

4) sangrado y diarrea profusos.

Preguntas de la audiencia, vía Instagram


Noté la materia fecal roja pero no sé si es sangre o se ve así porque comí remolacha ¿hay forma de saberlo?

Para diferenciarlo puede echarse un poco de agua oxigenada sobre la materia fecal: la aparición de burbujas indica que hay sangre.


¿A qué se deben las hemorroides?

Las hemorroides pueden aparecer en cualquier persona, aunque algunos factores, como la predisposición genética, el embarazo, la constipación o estar mucho tiempo sentado pueden colaborar.


¿Es peligroso tener hemorroides?

Las hemorroides son benignas; es decir, no representan ningún riesgo para la salud y su tratamiento se realiza para resolver los síntomas, uno de los cuales es la proctorragia (otros síntomas son las molestias rectales, el dolor, la picazón, etc.).


Hace 15 días, después de ir al baño, vi sangre en la materia fecal pero no volví a notarlo nuevamente. ¿Debería consultar igual?

Sí, te recomendamos hacerlo aunque el sangrado haya pasado porque vale la pena evaluar tu caso e intentar saber por qué se produjo el sangrado. Igualmente, no tenés que consultar en forma urgente.


Tengo hemorroides y me molestan. ¿Qué puedo hacer?

Podés realizar baños de asiento con agua helada o té frío de manzanilla o malva. Los baños de asiento consisten en poner la cola 10 a 20 minutos en una palangana o en el bidet lleno de la preparación arriba mencionada. Estos baños desinflaman la zona. Si hay dolor también puede colocarse una crema con lidocaína (un anestésico) o compresas con malva o agua de hamamelis. También se recomienda evitar rascarse y no utilizar papel higiénico después de defecar, sino lavarse; sin embargo, probablemente la mejor medida que podés tomar es ablandar las heces mediante el consumo de verduras de hojas y fibras para evitar la constipación (el salvado de trigo es la fibra más sencilla de usar, a razón de una cucharada por día).


¿Las hemorroides se operan?

Las hemorroides son benignas, es decir, no ponen en riesgo la vida y la mayoría de las personas conviven con sus hemorroides sin tener mala calidad de vida. Otras personas tienen molestias frecuentes (ardor, sensación de pesadez, malestar, dolor o sangrados) pese a usar tratamientos locales para aliviarlos (baños de asiento, pomadas, etc.) y en esos casos el tratamiento quirúrgico ofrece una potencial solución. En realidad hay varios tratamientos quirúrgicos, algunos de los cuales son muy sencillos. Por lo tanto, consideramos que no tiene sentido pasarla mal si las hemorroides molestan habiendo una solución quirúrgica.


Tuve materia fecal con sangre y me dijeron que era una “fisura anal”. ¿Qué es?

Se trata de una lastimadura en el ano, ocasionada habitualmente por el pasaje de materia fecal muy dura al evacuar (otra causa menos frecuente es el sexo anal). El dolor comienza durante la evacuación y suele describirse como profundo y punzante; puede durar desde pocos minutos hasta varias horas, pero si cede, lo habitual es que vuelva cuando se intenta evacuar de nuevo. Debido a que es difícil para una persona revisar la región anal, ante este dolor es recomendable consultar con un médico, aunque no es imprescindible que sea en forma urgente, ya que se trata de una condición benigna.


¿La fisura anal se opera?

El tratamiento inicial de la fisura anal es ablandar la materia fecal con una dieta rica en fibras, usar analgésicos orales (por ejemplo ibuprofeno) y realizar baños de asiento. Además, existe una pomada con trinitrato de nitroglicerina al 0,2% que ayuda mucho a calmar el dolor y a cicatrizar la herida. Más de la mitad de las fisuras anales se curan solas, o con la nitroglicerina, pero si al cabo de un mes no está curada, eso significa que se ha cronificado y entonces es muy probable que haya que ofrecer un tratamiento quirúrgico.


Tengo 30 años. Tuve sangre roja en la materia fecal, muy poquito, una sola vez y no me duele ni me molesta. Me da mucha vergüenza ir al médico y una amiga me dijo que seguramente son hemorroides y que no es necesario ir al médico si la cosa no pasa a mayores. ¿Ustedes qué piensan?

Es una pregunta difícil. Nos gustaría ser tu amiga, ¡jaja! porque te entendemos perfectamente pero somos médicxs y tenemos que decirte lo que supuestamente hay que hacer. Es decir, revisar la zona y comprobar que realmente hay hemorroides (cosa que no siempre ocurre porque muchas veces revisamos la zona y no vemos nada). Sin embargo, hablando a favor de tu amiga, es cierto que teniendo 30 años y habiendo tenido un solo sangrado la causa más probable es hemorroides y si no querés ir al médico podés no ir (en realidad toda persona que no quiere ir al médico puede no ir y a nosotrxs nos parece bien).


Mi papá tiene 65 años y tuvo tres sangrados y no quiere ir al médico. ¿Puede ser peligroso?

La causa más frecuente de sangrado rectal son las hemorroides, que son benignas, pero a partir de los 50 años la probabilidad de que una proctorragia se deba a un tumor es más alta. Los tumores de ano y recto son curables en muchos casos, así que nosotrxs pensamos que vale la pena consultar. Ahora bien, si tu papá no quiere ir al médico está en su derecho ya que su cuerpo es de él, pero vos también estás en tu derecho de decirle “papá, estoy preocupadx por eso y quiero acompañarte al médico”.


Tuve un sangrado rectal. ¿A qué médico tengo que ir?

Si tenés un médicx de confianza (generalista, de familia, clínicx) nosotrxs recomendamos que lx veas ya que en la mayoría de los casos puede resolver la consulta. La especialidad que se dedica a revisar bien el ano y el recto se llama coloproctología y también la gastroenterología se ocupa de estos temas. Hay personas que se sienten más cómodas consultando por estos temas directamente a unx especialista.

 

© 2020 - Delia y Gustavo

Servicio de Medicina Familiar y Comunitaria del Hospital Italiano de Buenos Aires

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube